Plantas aromáticas

Todo sobre las Plantas aromáticas

Las plantas aromáticas, no sólo lucen bonitas en tu huerto, sino que, además, tienen flores y aromas que pueden ayudarte a controlar los insectos y plagas de manera ecológica.

Incluso, si las plantas de forma estratégica, pueden ayudar a tus cultivos a prevenir las enfermedades actuando como control biológico.

Sólo tendrás que tener en cuenta que suelen ser plantas exigentes en cuanto a riegos y que deberás darle a cada una el sitio adecuado para que se desarrolle de manera correcta en el huerto.

Las mejores plantas aromáticas para tu huerto ecológico

A continuación te dejo algunas de las mejores plantas aromáticas para tu huerto ecológico:

Albahaca: Es muy olorosa, atrae a polinizadores como los sírfidos o abejas. Ayuda a repeler la mosca blanca y los mosquitos.

Borraja: aunque no es una aromática estrictamente, os la dejo por aquí igualmente, ya que si tenemos cultivo de tomate es ideal para repeler el gusano del tomate. Plántala en abril, cerca de dónde vayas a emplazar los tomates y déjala hasta que lleguen las lluvias de otoño.

Caléndula: una de las que más nos gusta. Sus grandes flores naranjas, atraen a muchos polinizadores y su aroma amargo ahuyenta a los mosquitos, mosca blanca y el escarabajo del espárrago.

Cebollino: protege el suelo de nuestra huerta de plagas y enfermedades y ayuda a estimular el crecimiento de las zanahorias. Además su olor no gusta a mosquitos ni araña roja.

Hierbabuena: muy odiada por los mosquitos y el pulgón y también por mamíferos como los ratones.

Menta: tiene un fuerte aroma fresco que nos ayuda contra hormigas, mosquitos, pulgones e insectos perjudiciales. Casi todos los insectos repelen la menta, tampoco le gusta a los ratones. Ponla cerca de tus tomates y lechugas.

Orégano: ayuda contra las moscas y hormigas. Además de dar un sabor extra a todos nuestros platos italianos.

Ortiga: excelente para casi cualquier plaga de insectos, no le gusta nada a los pulgones. Además macerada es un excelente fungicida y pesticida ecológico. Abona terrenos carentes de nutrientes por su alto contenido en nitrógeno.

Lavanda: sus flores se usan para matar a hormigas y ayuda a repeler polillas, mosquitos y moscas. Es una planta muy medicinal.

Manzanilla: atrae a polinizadores como las abejas y es repelente de pulgones. También la podemos usar como fungicida y como tratamiento para curar plantas enfermas.

Romero: atrae infinidad de polinizadores, a las abejas les encanta para hacer su preciada miel de romero. Estimula el crecimiento de coles, judías o zanahorias. Dejará un rico aroma en el huerto.

Perejil: condimento base en nuestra mesa, estimula el crecimiento de tomates, maíz y espárragos.

Tomillo: atrae a polinizadores como las abejas y abejorros y ahuyenta a la mosca del repollo.

Por supuesto, todas esas aromáticas son totalmente comestibles, tanto crudas como secas, así que además de estar ayudando en nuestro huerto ecológico también lo harán en nuestra cocina.

¿Qué son las plantas aromáticas?

Las plantas aromáticas son un grupo de distintas hierbas que tienen aroma de suave a más intenso muy utilizadas en la cocina y en nuestro jardín.

Tienen muchas propiedades y beneficios, tanto en el huerto como en nuestra cocina.

Poseen flores que también son comestibles que ayudan a atraer insectos polinizadores a nuestra huerta ecológica. La lista va desde plantas herbáceas, árboles o arbustos.

Algunas de ellas tienen propiedades medicinales.

Afortunadamente podemos cultivarlas todas en macetas o directamente en el suelo de nuestro en jardín, eso sí, debemos elegir bien el sitio para cada una de ellas ya que no todas tienen las mismas necesidades de nutrientes y de agua, pudiendo incluso algunas llegar a morir por exceso de riego o por defecto.

Lo mismo pasa con la exposición a la luz solar, algunas son muy exigentes en cuanto a sol, como el tomillo o el romero y otras, como el perejil o la menta prefieren zonas de sombra.

Normalmente, las que gustan de más horas de sol necesitan poco riego y las que prefieren sombra necesitan más agua para vivir.

Deben ser podadas con regularidad. Si no es así, alcanzarán rápido la floración y en el caso de algunas, con esta floración alcanzan su ciclo de vida y terminan por morir.

Las hay perennes como el romero, cebollino o tomillo y las hay anuales o bianuales como la albahaca, perejil o cilantro.

Tiene diferentes usos, a parte de consumirlas en la cocina, lucen estupendas en el huerto y ayudan a repeler plagas y enfermedades, atraen insectos beneficiosos y nos sirven como plaguicidas o fungicidas biológicos.

Si las asociamos correctamente con nuestros cultivos ayudarán de manera específica a cada uno de ellos, como es el caso del tomate, las lechugas y cebollas combinado con albahaca.

Casi todas tienen además propiedades medicinales, por lo que las podremos utilizar en cremas, pomadas, infusiones, ungüentos o aceites esenciales para aliviar nuestras dolencias.

¿Para qué sirven las aromáticas?

Las plantas aromáticas tienen muchos usos. No sólo usos culinarios, todas las aromáticas son comestibles. A continuación, te indico otros usos de las aromáticas para que les saques todo el provecho:

  • Como condimento de tus platos: aromáticas típicas como el orégano, cilantro, tomillo, romero, perejil, albahaca, hierbabuena, poleo, menta…podrás usarlas sin ningún problema para aderezar tus platos.
  • Son plantas medicinales: las aromáticas tienen un alto poder paliativo o curativo de dolencias y enfermedades. Consulta siempre antes de usarlas a la ligera, pero en general, bien empleadas pueden ayudarte mucho con un catarro, problemas de piel hasta para depurar algún órgano con un mal funcionamiento.
  • Como control biológico de plagas: las aromáticas estratégicamente colocadas en un huerto nos ayudan a controlar esas molestas plagas de insectos perjudiciales como por ejemplo la mosca blanca, el pulgón, las orugas, los mosquitos, las hormigas, los trips, la araña roja, incluso otras plagas como los caracoles y babosas.
  • Para atraer insectos polinizadores beneficiosos al huerto: plantas como el romero, la lavanda y en general aromáticas con flores vistosas y que contengan mucho polen son grandes aliadas de estos insectos polinizadores. Esto ayudará a que tu huerto se desarrolle con más rapidez y de manera más efectiva. Sin polinización no hay vida en nuestro huerto.
  • Como tratamiento fungicida para nuestras plantas: muchas de ellas si las dejamos macerar en agua o las infusionamos podemos aplicarlas rociadas en los cultivos afectados por hongos. Algunas tienen un gran poder fungicida, como es el caso de la ortiga, la manzanilla o la caléndula.
  • Como hábitat de insectos depredadores de insectos perjudiciales: hay aromáticas que gustan mucho a insectos como las mariquitas o los sírfidos. Estos son grandes depredadores de pulgón o mosca blanca. Un huerto con muchas mariquitas es un huerto sano y libre de pulgón.
  • Como enfermeras de otra plantas: algunas aromáticas tienen el poder de sanar otras plantas. Es el caso de la manzanilla, que aplicada con un pulverizador sobre la zona afectada de la planta, le ayuda a reparar lo dañado, al mismo tiempo que la protege de que por la zona afectada puedan entrar enfermedades creando una película protectora.
  • Ayudan a crear una correcta asociación de cultivos: si plantamos la aromática con el cultivo que mejor se asocie, esa plantación estará libre de plagas y enfermedades o por lo menos se verán muy reducida. Además hay algunas que aportan nutrientes a la tierra y actúan de abono para las plantas allí instaladas.

Todas las aromáticas son plantas medicinales

Efectivamente, todas las aromáticas son plantas medicinales, podemos recurrir a ellas para infinidad de dolencias.

Son armas poderosas y el remedio natural perfecto para nuestra salud. Consumidas regularmente como condimento o aliño de nuestros platos ya son muy saludables, pero además podemos darle otros usos.

Muchas de ellas se usan en emplastes para heridas o quemaduras, otras, como el árnica hacen excelentes ungüentos para los dolores musculares.

Con casi todas podemos hacer ricas infusiones, es el caso de la manzanilla, la hierbabuena o la menta, que nos ayudarán con esas digestiones pesadas o problemas estomacales. Sirven para depurar órganos, como eliminar las piedras del riñón con romero, salvia o melisa.

Podemos destilarlas para hacer aceites esenciales. Estos aceites son muy poderosos y bastará con sólo unas gotitas, tanto para consumirlos como para aplicarlos de forma cutánea.

Las aromáticas son muy empleadas en la cosmética natural. Algunas como la caléndula, la manzanilla, la menta, lavanda, hipérico, etc. son de las más empleadas para este fin.

Así que si las tienes en tu huerto, aprovecha para disfrutarlas, son utilizadas desde tiempos milenarios, que no te de miedo probar a darles diferentes usos.

En otras páginas de internet como o en manuales obtendrás mucha más información a cerca de los usos de las aromáticas como plantas medicinales.

Tipos de hierbas aromáticas

Las hierbas aromáticas se diferencian en aquellas que son más frescas, que gustan de zonas más sombrías, necesitan más riegos, tienen aromas más mentolados o por el contrario aquellas que necesitan más horas de sol, tienen aromas más intensos y secos, con flores muy aromáticas y son muy medicinales.

Todas ellas las podemos encontrar en el campo o la montaña con facilidad y por supuesto las podemos cultivar en nuestra huerto o huerto urbano. Muchas de ellas podremos cultivarlas incluso en pequeñas macetas dentro de casa, sólo con la luz que entre por la ventana.

Entre las más frescas y con mayor necesidad de riego se encuentran el perejil, la albahaca, cilantro, hierbabuena, menta, poleo, salvia, eneldo, hinojo, perifollo…es importante que no las expongas a un sol demasiado intenso porque se secarán o se quemarán. Necesitan más agua que las demás y un poco de sombra.

La mayoría son anuales, alcanzan su ciclo al año y mueren, aunque siempre podrás hacer esquejes o sacar sus semillas para continuar reproduciéndolas.

Por lo general, este tipo de aromáticas gustan más de temperaturas más suaves como la de la primavera o el otoño y su cultivo se da muy bien en el exterior protegidas de las inclemencias o en el interior.

Las que más solemos consumir secas y además tienen un poder medicinal mayor, un aroma mucho más fuerte, necesitan de más horas de sol y gustan más de épocas más cálidas son plantas como el romero, lavanda, orégano, tomillo, laurel, aloe vera, manzanilla, diente de león, estragón…

Estas son aromáticas que aguantan mejor las inclemencias del tiempo y se mantienen en invierno y en verano florecen con toda la intensidad. Son plantas indicadas para el exterior.

Todas ellas, ambos tipos, pueden consumirse en fresco o en seco, prensadas en pastillas, en aceites esenciales destilados, infusiones…de cualquier forma.

Plantas aromáticas de interior

Las plantas aromáticas tienen la ventaja de que siempre las podrás cultivar en interior, bastará con ponerlas cerca de una ventana con luz solar y mantenerlas con la humedad que necesite cada una.

Las más cultivadas en interior son el perejil, la albahaca, hierbabuena, menta, poleo, salvia, cebollino, cilantro, perifollo, aunque también puedes plantar otras más propias de exterior pero que mientras son pequeñas se pueden mantener en casa, como el orégano, romero, tomillo o tomillo limón.

Aunque vayas a cultivar aromáticas en interior hay alguna pauta que tendrás que tener en cuenta, Y es que son plantas que, aunque en el exterior aguanten muy bien las inclemencias, en el interior se vuelven más delicadas por la falta de luz solar.

Procura tenerlas siempre cerca en alguna ventana donde les pueda dar la luz directa, evita que se sequen y mantenlas podadas, si no las podas y las dejas florecer muchas de ellas acabarán su ciclo y morirán, aunque has de saber que las flores también son comestibles y se pueden consumir de cualquier manera.

Planta aromática en maceta

Para cultivar tus plantas aromáticas en maceta necesitas una maceta de tamaño pequeño, tierra o sustrato, un poco de abono o humus de lombriz y sería ideal que dispongas de alguna piedrecita, piedra pómez o gravilla para poner en el fondo de la maceta y que el agua pueda drenarse correctamente.

Una vea tengas esto sólo tienes que poner algunas semillas, tapar con un poco de sustrato y regar. En pocos días, dependiendo del tipo de aromática tendrás tu aromática germinada.

Procura regarla a menudo y que le de la luz la mayor parte del día. Si quieres que te dure más sin que florezca, debes podarla con asiduidad. La floración hace que algunas de ellas, como el perejil o el cilantro, terminen su ciclo y mueran.

También las puedes reproducir a parte de por semillas, por esquejes, acodo o división de mata.

Plantas aromáticas de la cocina

Casi todas las aromáticas se pueden tener dentro de casa si las mantienes en unas condiciones buenas. Pero hay otras que son especialmente aptas para estar en la cocina.

Si cuelgas en la pared un huerto vertical de macetas,puedes poner bastantes plantas aromáticas en poco espacio.

Las más indicadas para este tipo de huerto en la cocina son aromáticas como el perejil, el cilantro, la albahaca, orégano, tomillo, tomillo limón, perifollo, salvia, cebollino, incluso hasta romero cuando aun es pequeño.

Lo mejor para consumir las aromáticas que tengas en la cocina es en fresco en tus platos de manera directa, puesto que en casa no podemos cultivar tanta cantidad como para secarlas y poder consumirlas de otras formas.

El cultivo de aromáticas en la cocina tiene la ventaja que las podrás tener casi todo el año, pues la temperatura de tu hogar es constante y cálida.

Plantas aromáticas de exterior

Al igual que las aromáticas más aptas para interior, las de exterior también se pueden cultivar dentro de casa, aunque sí es cierto que son plantas más fuertes y mejor preparadas para resistir los meses de invierno hasta que florezcan en verano.

Además pueden desarrollarse mucho más de lo que podrían en una pequeña maceta en la cocina. Son plantas de porte alto y que si las podamos convenientemente pueden alcanzar un tamaño considerable, como si de un seto se tratase,

Las aromáticas más aconsejables para exterior son el romero, la lavanda, el orégano, la salvia, el tomillo, manzanilla, diente de león o la ruda.

Asegúrate de ponerlas en un sitio soleado, con piedras en el fondo para que drene bien el agua de los meses lluviosos y de podarlas y darles forma para que no se desarrollen demasiado. En verano riégalas pero sin abusar, son plantas muy resistentes.

Estas aromáticas, además son muy beneficiosas en tu huerto, ya que tiene flores muy vistosas que atraen a los insectos beneficiosos y aromas fuertes que repelen a los perjudiciales y plagas molestas.

Algunas de ellas asociadas con nuestros cultivos son la combinación perfecta.

Plantas aromáticas de jardín

Sabemos que las aromáticas pueden ayudarnos mucho en nuestro huerto, pero también lo harán en nuestro jardín. Las aromáticas tienen flores muy vistosas que nos darán una bonita vista en nuestro jardín. Además nos las podemos comer así que también harán las delicias de nuestros platos.

Si tenemos árboles frutales en el jardín, plantar aromáticas hará que los insectos polinizadores se acerquen a polinizar también nuestros árboles y esto se traduce en mucha más fruta.

Las aromáticas consumen poca agua del terreno, esta es otra ventaja para el jardín, en verano supone un ahorro de agua, ya que no consumen agua como otras flores.

Entre las plantas más resistentes y decorativas para nuestro jardín están el romero, la ruda, el tomillo, la manzanilla, la lavanda, el poleo o la menta.

Plantas aromáticas para el cultivo ecológico

Las aromáticas son las mejores plantas para un cultivo ecológico. Tienen la propiedad de atraer insectos beneficiosos a nuestro huerto, como los polinizadores y además de ahuyentar a los perjudiciales, como las plagas del pulgón, la mosca blanca, cochinilla, mosquitos, araña roja o trips.

Son el cobijo perfecto de insectos depredadores como las mariquitas o sírfidos, de plagas perjudiciales como la del pulgón.

Sus flores y ramas pueden ser usado de abono una vez las hayas podado, eso siempre y cuando sobre y no te las quieras comer, porque también son comestibles.

Otro uso de estas increíbles plantas en el huerto es el de pesticida o fungicida. Si las maceramos o infusionamos en agua podemos aplicarlas rociadas en toda la planta y combatir así estas molestas enfermedades que merman los cultivos.

Algunas, usando también el método de la maceración sirven como potentes abonos, como es el caso de la ortiga, gran aliada en nuestro huerto ecológico.

Además, algunas de ellas, como la manzanilla, puedes usarla de enfermera de tus plantas.

Por qué plantar aromáticas en el huerto ecológico

Plantar aromáticas en el huerto ecológico tiene muchos beneficios. A continuación te enumero algunos de ellos:

  • Como control biológico de plagas: las aromáticas en un huerto nos ayudan contra esas molestas plagas de insectos perjudiciales como por ejemplo la mosca blanca, el pulgón, las orugas, los mosquitos, las hormigas, los trips, la araña roja, incluso otras plagas como los caracoles y babosas.
  • Para atraer insectos polinizadores beneficiosos al huerto: plantas como el romero, la lavanda y en general aromáticas con flores vistosas y que contengan mucho polen son grandes aliadas de estos insectos polinizadores. Esto ayudará a que tu huerto ecológico se desarrolle con más rapidez y de manera más efectiva. Recuerda que sin polinización no hay vida en un huerto ecológico.
  • Como tratamiento fungicida para nuestras plantas: muchas de ellas si las dejamos macerar en agua o las infusionamos podemos aplicarlas pulverizadas en los cultivos afectados por hongos. Algunas tienen poder fungicida, como es el caso de la ortiga, la manzanilla o la caléndula.
  • Como hábitat de insectos depredadores de insectos perjudiciales: hay aromáticas que gustan mucho a insectos como los sírfidos o las vaquitas de san Antonio. Estos son grandes depredadores de pulgón o mosca blanca. Un huerto con muchas mariquitas es un huerto sano y libre de pulgón.
  • Como enfermeras de otra plantas: algunas aromáticas tienen el poder de sanar plantas. Como la manzanilla, que aplicada con un pulverizador sobre la zona afectada de la planta, ayuda a reparar el daño, al mismo tiempo que la protege creando una película protectora.
  • Ayudan a crear una correcta asociación de cultivos: si plantamos la aromática con el cultivo que mejor se asocie, esa plantación estará libre de plagas y enfermedades o por lo menos se verán muy reducida. Además hay algunas que aportan nutrientes a la tierra y actúan de abono para las plantas allí instaladas.

Cuáles son las mejores asociaciones de aromáticas

Si tienes intención de cultivar un huerto ecológico, tienes que tener en cuenta que hay ciertas plantas que puedes asociar para que se ayuden unas a otras.

Una asociación es el sistema que desarrollan algunas plantas para ayudarse entre sí. Vamos a ver cuáles son las aromáticas que más nos pueden ayudar y con que plantas:

  • Albahaca: plántala junto con el tomate, la lechuga y la cebolla. Esta asociación es  perfecta para el tomate, aleja los insectos perjudiciales, como la mosca del tomate o el mosquito, evitando que depositen sus huevos en él.
  • Caléndula: atrae a enemigos naturales del pulgón, así que puedes ponerla cerca de cualquier planta que tenga pulgones. Se asocia especialmente bien con el espárrago.
  • Salvia, romero y tomillo: aleja la mosca de la zanahoria y de la col. Así sería perfecto plantar zanahorias y coles junto con alguna de estas aromáticas.
  • Lavanda: puedes poner lavanda en cualquier parte de la huerta, se asocia bien con todas las hortalizas ya que atrae a muchos insectos polinizadores.
  • Ortiga: con la ortiga debes tener especial cuidado ya que es una planta invasiva. Pero aporta mucho nitrógeno a la tierra, esto le viene muy bien a los tomates, berenjenas o plantas de fruto.
  • Cebollino: no les gusta nada a los mosquitos, se asocia muy bien con el tomate, la berenjena o el pimiento. No lo pongas cerca de judías o guisantes.
  • Hierbabuena: plántala cerca de las patatas. Los ratones la odian, así dejarán en paz tu cultivo de patatas.
  • Romero: excelente junto a coles, judías y zanahorias. Hay una asociación llamada precolombina que combina maíz, judías y calabaza a la que ayudarla con algunas matas de romero cerca le viene a a las mil maravillas.
  • Perejil: estimula el crecimiento de tomates, maíz y espárragos.
  • Tomillo: combina muy bien con el repollo, ya que le ayuda a mantener alejada la mosca de la col.

Plantas aromáticas que son mejores para cocinar

Podemos utilizar todas las aromáticas para cocinar, pero en general hay algunas que solemos utilizar con mayor frecuencia. Todos tenemos en la cocina, aunque sea secas en botes, básicos como el orégano, el tomillo, el romero, la albahaca, el cebollino, perejil, la menta y hierbabuena, el cilantro, laurel o el eneldo.

Pero también podemos disfrutar de ellas frescas. En general se dan muy bien en macetitas dentro del a cocina, en la ventana durante todo el año.

Mi recomendación es que si las puedes usar frescas, no las uses secas. Una hierba aromática fresca mantiene todas sus propiedades intactas y aporta mucho más sabor y aroma a tus platos.

Cuál es el nombre de todas las plantas aromáticas

  • Albahaca
  • Romero
  • Tomillo
  • Tomillo limón
  • Salvia
  • Cebollino
  • Ortiga
  • Ajedrea
  • Anís estrellado
  • Anís verde
  • Cilantro
  • Perejil
  • Perifollo
  • Eneldo
  • Estragón
  • Hinojo
  • Laurel
  • Mejorana
  • Menta
  • Hierbabuena
  • Serpol
  • Orégano
  • Jengibre
  • Ajo
  • Lavanda
  • Manzanilla
  • Alcaravea
  • Angélica
  • Regaliz
  • Melisa