¿Cómo crear un huerto escolar para niños?

En un huerto escolar los alumnos se ocuparán de la siembra, mantenimiento y recolección de las verduras, frutas y hortalizas con la supervisión de los profesores o las personas que tengan asignada esa tarea.

¿Qué es huerto escolar?

Un huerto escolar es una tarea educativa que se realiza en los diversos centros escolares y que reporta innumerables beneficios en los alumnos e incluso en la economía de dichos centros, debido a que a parte de ser una actividad lúdica y de amplio aprendizaje para los estudiantes, también puede servir como alimento para el comedor escolar.

Los escolares pueden aprender en contacto con la naturaleza, trabajando en equipo y descubriendo como se cultivan los alimentos que se sirven en la mesa. Es una actividad perfecta para los pequeños en la que se fomenta un gran compañerismo.

Es de resaltar la importancia de un huerto escolar, en el que los aprendices realizan una actividad que les sensibiliza y les pone en contacto directo con la agricultura, aprendizaje impagable en un mundo en el que cada vez nos distanciamos más de esta actividad.

¿Cómo crear un huerto ecológico?

Aprenderán tareas tales como la conversión de residuos o compostaje, la labor de la tierra, utilización de los recursos naturales, todo ello de una forma ecológica y sostenible.

Además esto puede verse muy reforzado a la hora de  estudiar los conocimientos teóricos en el aula, conocimientos tales como el ciclo del agua, el tipo de tierras y sustratos, elementos químicos, proceso de fotosíntesis, física, matemáticas, etc.

Como podéis ver el aprendizaje es muy amplio y variable.

Un huerto escolar es un terreno que se puede distribuir de diferentes formas, sus medidas pueden ser variables y los materiales que se pueden utilizar son muchos y diferentes. Lo ideal es que siempre se utilice el reciclaje, evitando comprar cosas innecesarias y sobre todo no invertir en plásticos.

Se puede cultivar en el suelo, en bancales elevados, mesas de cultivo, balcones, huertos urbanos, maceteros, pallets, huertos verticales, incluso en botellas.

Un huerto escolar es un terreno que se puede distribuir de diferentes formas, sus medidas pueden ser variables y los materiales que se pueden utilizar son muchos y diferentes. Lo ideal es que siempre se utilice el reciclaje, evitando comprar cosas innecesarias y sobre todo no invertir en plásticos.

Se puede cultivar en el suelo, en bancales elevados, mesas de cultivo, balcones, huertos urbanos, maceteros, pallets, huertos verticales, incluso en botellas.

Beneficios de los huertos infantiles

Un huerto escolar nos reporta muchos beneficios. Vamos a ver algunos:

  • Experimentar y aprender en contacto con la naturaleza. Si lo ven lo recordarán y si lo hacen lo entenderán.
  • Promulgar valores como el compañerismo, la colaboración, empatía con los animales, paciencia, responsabilidad, etc.
  • Promover una conciencia de respeto y cuidado del medio. Fomentar la sostenibilidad y concienciar acerca del problema de la contaminación actual.
  • Inculcar una disciplina de trabajo, en cooperación con los demás. Sembrar, plantar, cultivar, recolectar, laboreo, fertilización etc.
  • Aprender a ser organizados y autónomos en sus tareas.
  • Conocer las verduras, frutas y hortalizas y las fomentar que se consuma del mercado autóctono y los productos de la época. Está demostrado que si los niños producen lo que luego se comen, lo comen mejor.
  • Conocer los tipos de tierra, abonos y fertilizantes ecológicos.
  • Favorecer una correcta alimentación, rica y saludable.
  • Es una actividad que permite que se realice con familiares en jornadas de puertas abiertas y así aumentar el vínculo con sus familias.
  • Desarrollar habilidades pragmáticas en los niños y con ello sus capacidades motoras, visoespaciales y procedimentales.
¿Cómo empezar a crear un huerto ecológico?

Como hacer el proyecto de un huerto escolar

Para hacer el proyecto de un huerto escolar, lo ideal es que se elabore con los alumnos un plano o boceto para que todos tengan claro desde un principio el huerto que van a trabajar, Se debe hacer una valoración previa del tipo de huerto escolar que vamos a hacer, considerando el tipo de suelo, el PH de la tierra y si se dispone de terreno o por el contrario será un huerto urbano, huerto vertical o huerto en botellas o recipientes en el interior de las instalaciones.

También hemos de hacer acopio del de abono que vamos a necesitar y si fuesen a compostar los estudiantes, es necesario una compostera y empezar a llenarla con antelación.

Se tendrá en cuenta también cual va a ser el sistema de riego y las herramientas que se va a necesitar.

Por último, se puede elaborar en el aula un planing o calendario de siembra, plantación, laboreo y recolección.

Este proyecto de huerto escolar se puede trabajar en el aula como material complementario al estudio con antelación a la práctica de las actividades. De esta manera se fomentará la seguridad de los estudiantes en la materia.

Es en el aula dónde sería conveniente también hablar de los tipos de plagas y enfermedades que pueden atacar los cultivos y los tratamientos ecológicos que se pueden aplicar.

Este proyecto de huerto escolar se puede trabajar en el aula como material complementario al estudio con antelación a la práctica de las actividades. De esta manera se fomentará la seguridad de los estudiantes en la materia.

Es en el aula dónde sería conveniente también hablar de los tipos de plagas y enfermedades que pueden atacar los cultivos y los tratamientos ecológicos que se pueden aplicar.

Tipos de huerto ecológico

Esquema de un huerto escolar

Realizar un esquema de lo que se quiere plantar y lo que se va a necesitar para ello es muy recomendable. Además de ayudarnos a estructurar las tareas, también nos podrá ayudar a relacionar las actividades que se desarrollen en el huerto.

Un esquema organiza nuestro conocimiento y nos aporta guiones o scripts a seguir.

Se pueden realizar diferentes esquemas, bien para la estructura del huerto, materiales a utilizar o los objetivos de tal actividad.

Por ejemplo, podemos dividir el esquema en ciencias naturales, química y matemáticas y dentro de cada parte principal los conceptos y la relación que tiene con la actividad que se realiza en la práctica en el huerto.

Podemos verlo en el siguiente ejemplo

Dibujos de huertos escolares

Una actividad muy recomendada, sobre todo con niños más pequeños es la realización de dibujos de huertos escolares.

Puede ser una tarea divertida planificar y dibujar el huerto escolar en el aula y que cada niño aporte sus ideas y las plasme en el papel.

Luego en el huerto se intentará reproducir esos dibujos ayudados por los profesores. Podrán observar la naturaleza y, como si de magia se tratase, ver como sus dibujos se transforman en realidad. Os sorprenderíais de la imaginación de un niño haciendo dibujos de huertos escolares.

Además no sólo tienen por que ser del huerto en sí, se pueden hacer de innumerables cosas, como las plantas, frutas, las herramientas, el ciclo del agua, las plagas y bichitos, etc. Una muy buena forma de aprender.

▷ Imágenes de huertos escolares

Los huertos escolares están poco a poco introduciéndose en los colegios como actividad complementaria al plan educativo y se está comprobando los beneficios que reporta.

Hay muchas formas de planificar un huerto escolar. Desde luego, lo importante es que se haga, ya sea en el terreno a pie de suelo, en bancales, huerto urbano o en macetas en terraza. Siempre va a ser muy educativo y positivo para los niños trabajar un huerto escolar.

A continuación os dejo algunas imágenes de huertos escolares de las que poder sacar ideas.

¿Qué actividades se pueden hacer en el huerto escolar?

En un huerto escolar se pueden llevar a cabo diferentes actividades, desde las más puramente lúdicas y de entretenimiento a las que nos reportan un aprendizaje más exhaustivo.

Un huerto escolar es el lugar más adecuado para realizar juegos dónde además de pasárselo bien puedan desarrollar sus capacidades.

Las materias que se impartan en el aula, tienen su parte práctica en un huerto escolar, así se podrá reforzar el conocimiento, y no quedarnos en un mero aprendizaje teórico.

Es bien sabido que los seres humanos aprendemos viendo las cosas y sobre todo realizándolas, es un aprendizaje de modelado.

En el huerto de escuela, se puede ver como actúa el ciclo del agua; la flora y la fauna; como se desarrollan las frutas, verduras y hortalizas que nos sirven de alimento; como podemos transformar los desechos orgánicos; el reciclaje de materiales; las capas de la tierra; sustratos y minerales; proceso de fotosíntesis; las diferentes temperaturas que necesita cada cultivo; las estaciones del año; los diferentes abonos; las propiedades que necesita nuestro organismo para sobrevivir y que obtendremos en los alimentos cultivados, etc.

En definitiva, cualquier aprendizaje se puede llevar a cabo en el huerto escolar, es un medio que nos permite que los niños aprendan diferentes materias de forma fácil y lo que es más importante, disfrutando de lo que hacen, con actividades como sembrar, cuidado de las plantas, cosechar, limpiar maleza, abonos verdes, regar, observar y tratar las plagas y enfermedades que se puedan presentar o acolchar con diferentes materiales.

Crear un huerto ecológico paso a paso

¿Qué objetivos tiene un huerto infantil o escolar?

El principal objetivo de un huerto de escuela es que los niños se familiaricen con el medio ambiente mientras disfrutan aprendiendo.

No es lo mismo comerse un tomate sin tener ni idea de como llega ese tomate a la mesa, que saber perfectamente todo el proceso. Es un objetivo muy importante hoy en día en que los niños ni saben, ni se plantean como puede suceder esto.

Hay niños que no comen bien las verduras y hortalizas, muchas veces porque las que compramos en el super no tienen nada de sabor y no son para ellos nada apetitosas. Este ha de ser otro de los objetivos, que con la práctica y el trabajo en la huerta vean el proceso y les resulte más apetecible comer los frutos de su trabajo.

Además las verduras que se cultivan de forma orgánica son mucho más ricas, tanto en sabor como en nutrientes.
Los colegios que tengan comedor escolar también pueden beneficiarse de un ahorro en el presupuesto para la comida ya que podrán hacer uso de lo que se cultiva en el huerto para servir a los escolares.

Otro objetivo es respetar la naturaleza y hacer consumo de una forma sostenible, reciclando y utilizando productos ecológicos.
Incluso se puede tener como objetivo el mero desarrollo físico, las actividades al aire libre oxigenan a los niños y les concede mejores habilidades físicas.

¿Qué usar en un huerto ecológico?

Herramientas necesarias para el huerto escolar

Las herramientas que utilicemos en el huerto de escuela, si trabajamos con niños pequeños, deben ser herramientas de fácil manejo y que no sean pesadas, por eso es más aconsejable utilizar herramientas de mano.

Algunas de las herramientas que se pueden utilizar son:
Pala: necesaria para cavar la tierra, quitar hojas o rastrojos o mover tierra de un lado a otro.
Tijeras de podar: siempre supervisado por un mayor y que no tengan un filo demasiado afilado para evitar cortes.
Criba: necesaria para separar semillas, o cribar la tierra para que esté más suelta.
Carretilla: una carretilla pequeña para que puedan desplazar tierra, abono o cualquier producto de una lado a otro de la huerta.
Regadera: imprescindible en un huerto para regar lo que sembramos.
Horca: una horca pequeña para acolchar o mover hierba, también para airear la tierra.
Rastrillo: es de las herramientas que más conocen los niños ya que también la utilizan en la playa o arena para jugar. Les encanta.
Azada: para cavar la tierra o hacer surcos de plantación.
Semilleros: para sembrar las semillas que luego darán las plantas que cosechemos.
Un pequeño invernadero: para germinar los semilleros.
Manguera: para que el agua pueda llegar a cualquier sitio del huerto.
Pulverizador: para humedecer los semilleros o aplicar algún tratamiento ecológico a plagas y enfermedades.
Almocafre: con él podemos hacer plantación directa o arrancar las plantas sin dañar las raíces.
Pincho plantador: Nos servirá para poner semillas en la tierra o trasplantar las plántulas.

¿Qué plantar en un huerto escolar?

En el caso de que lo que se cultive vaya destinado al comedor escolar, sería aconsejable que los profesores se reuniesen con el personal del comedor para valorar que hortalizas y verduras que se van a necesitar para tener una alimentación rica y saludable.
Las verduras y hortalizas que se pueden cultivar pueden ser tomates, lechugas, puerro, zanahorias, acelgas, guisantes, calabacines, calabazas, pimientos, berzas, repollos, judías, habas, berenjenas, ajos, nabos, rabanitos, remolacha, en definitiva, cualquier hortaliza que asegure que todos los nutrientes se encuentren en ellas repartidos.
También se pueden plantar árboles y esperar a que den sus frutos. Estas frutas se pueden comer en el recreo como aperitivo de media mañana. Les encantará poder cogerlas ellos mismos, sobre todo si son vayas o frutos rojos como los arándanos o las frambuesas y fresas.
Otra opción es el cultivo de aromáticas y plantas medicinales, así también adquirirán conocimientos acerca de las propiedades curativas de las plantas o añadirlas a los zumos que se puedan consumir en el colegio.
Incluso plantas como las esponjas vegetales que se pueden cultivar y puede hacer que los niños se sorprendan al ver que con el fruto que da se pueden bañar.

Los mejores consejos para tu huerto ecológico