¿Qué es la fibra de coco?

Es un material orgánico inerte, muy ligero y que mezclado con compost o humus de lombriz es perfecto para poner en mesas de cultivo de nuestro huerto urbano debido a que no pesa nada.

En nuestro caso tenemos el huerto urbano en la terraza de un piso y necesitábamos sobre todo que el sustrato que pusiéramos no tuviese mucho peso, ya que, entre la mesa de cultivo, el sustrato, el humus y lo que fuésemos a plantar, excedía el peso máximo recomendad de la terraza. Y la solución a esto fue la ligera fibra de coco.

“La fibra de coco, mezclada con compost o humus de lombriz, es ideal para rellenar mesas de cultivo en nuestro huerto urbano”

Beneficios de la fibra de coco

– Ayuda a que las plantas absorban mejor el abono que mezclemos con la fibra. En nuestro caso humus de lombriz, es el más aconsejado para mezclar con la fibra de coco.
– Descompone mejor el compost o abono.
– Pesa muy poco.
– Tiene PH neutro. Esto nos ayudará a que podamos controlar mejor el PH necesario para las plantas.
– Retiene mejor los nutrientes y además contiene hierro y ayuda a fijar mejor el nitrógeno.
– Rico en vitamina A y C.
– Retiene mejor el agua.
– Es un sustrato muy suelto. Esto favorece que las plantas puedan desarrollar mucho mejor las raíces y crecer más sanas.
– Mantiene las raíces de las plantas bien aireadas porque no es compacto.
– Favorece la fotosíntesis mejor que un sustrato normal.

Dónde y cómo comprar

Lo podemos encontrar en varios formatos. Ya hidratado en bolsas o compactado y deshidratado. Nosotros lo compramos deshidratado y lo mezclamos en una proporción de un 60% de fibra de coco y 40% de humus de lombriz.

Nuestras mesas de cultivo son de 140 litros y para llenarla hemos necesitado un paquete y medio de 5 kg de fibra de coco y 20 litros de humus de lombriz. También hemos rellenado con perlita y vermiculita para que ayuden a retener más el agua y a que no se compacte el sustrato.

Hidratado de la fibra de coco

Para hidratar un bloque de fibra de 5 kg necesitaremos 45 litros de agua. Colocamos el bloque en la mesa de cultivo y vamos echando el agua poco a poco por encima y deshaciendo las partes que ya estén hidratadas.

El resultado final serán 70 litros de fibra de coco suelta e hidratada.

Con esto sólo nos queda plantar los vegetales que más nos gusten y disfrutar.

¡Un saludo Cultiva2!

Deja un comentario