¿Cómo tener un cultivo hidropónico en casa?

La hidroponía es un método de cultivo utilizado para plantar usando disoluciones minerales en lugar de suelo agrícola. El cultivo hidrópico es un trabajo que se realiza sin un suelo o sustrato, donde el agua tiene un papel fundamental.

¿Qué es la hidroponía o cultivo hidropónico?

Con el método hidropónico las raíces reciben una mezcla equilibrada de nutrientes disueltos en agua con algunos de los elementos esenciales para el desarrollo óptimo de las plantas, que pueden crecer en una solución mineral o en un medio inerte, como la grava, perlita, arena lavada o una pequeña porción de sustrato.

En el cultivo hidropónico el cultivo absorbe los minerales esenciales mediante iones inorgánicos disueltos en el agua. En el método siembra tradicional, estos minerales se encuentran en el suelo, que actúa como reserva, pero dicho suelo no es necesario para el desarrollo de las plantas, sino los nutrientes que en el se alojan.

Cuando estos minerales se encuentran disueltos en el agua, las plantas son capaces de absorberlos y así poder crecer de la misma forma. La planta ya no requiere de un suelo para prosperar, sólo necesita agua, estos minerales y luz solar o artificial.

¿Cómo crear un huerto ecológico?

Hay plantas más adaptadas que otras para este tipo de cultivo hidropónico, aunque bien es cierto que casi todas pueden crecer de esta manera.

La hidroponía es una técnica muy utilizada actualmente por la industria alimentaria por sus bajos costes y su fácil empleo. Es una técnica limpia, que necesita de menos trabajo que la agricultura tradicional.

Además combinando la hidroponía con la utilización de invernaderos se pueden obtener resultados muy superiores a los resultantes de la agricultura a cielo abierto.

El método hidropónico es un método limpio y de mayor salubridad ya que las plantas no están en contacto con aguas subterráneas que puedan estar contaminadas.

Ventajas del cultivo hidropónico

El cultivo hidropónico está siendo muy utilizado hoy en día por sus indudables ventajas, algunas de ellas son:

  • Las raíces del las plantas reciben el alimento que necesitan, esto hace que no necesiten expandirse o crecer demasiado para buscar el agua. Así, como ventaja, necesitarán mucho menos espacio.
  • No utiliza tierra, por lo tanto el cultivo hidropónico es menos pesado en su conjunto que el tradicional.
  • Es un método de cultivo mucho más limpio. Sólo empleamos agua y nutrientes y algún sustrato lavado. Esto evita manchar con tierras o abonos sólidos.
  • En hidroponía, podemos reutilizar el agua. Sólo necesitamos un circuito que la mantenga en constante movimiento para que no se estanque. Esto lo hace más económico y sostenible.
¿Cómo empezar a crear un huerto ecológico?

Desventajas de los cultivos hidrológicos

En contraposición, el cultivo hidropónico también tiene desventajas, aunque pocas, algunas de ellas son:

  • El cultivo hidropónico necesita un control más estricto del riego. Es necesario que no permanezca estancado, que sea constante y suficiente.
  • Podemos automatizar el riego, pero entonces los costes aumentarán, ya que necesitaremos energía para mantener el riego automático.
  • Al automatizar el riego también aumentamos el coste de la instalación.
  • El gasto en nutrientes. En un huerto tradicional, podemos usar compost hechos en casa para proveer a las plantas de los nutrientes que necesitan. En un huerto hidropónico, necesitamos aplicar los nutrientes en un formato líquido o diluidos. Esto puede ser más complicado de obtener en casa.

Sistemas de cultivo hidropónico

Existen diferentes tipos de sistema de cultivo hidropónico. La elección de un sistema u otro dependerá del los recursos disponibles y de las plantas que queramos cultivar.

  • Sistema hidropónico de mecha o pabilo: es de los más simples, las plantas reciben la solución de agua y nutrientes mediante mechas o pabilos. Válido para plantas que requieran poca agua. Se puede usar con distintos tipos de sustrato.
  • Sistema hidropónico de película nutritiva (NFT): con este sistema se crea una película de solución nutritiva constante. El agua está en movimiento dejando una fina película en contacto con las raíces. No requiere de sustrato. Como desventaja, el agua necesita ser bombeada desde un depósito hasta las bandejas de crecimiento, dónde entra en contacto con las raíces antes de regresar al depósito de bombeo.
  • Sistema hidropónico de raíz flotante: las plantas se encuentran flotando en la solución gracias a una lámina o balsa de unicel. Una bomba de aire proporciona el oxígeno necesario a las raíces. Pocas plantas se desarrollan adecuadamente con este sistema. Muy adecuado para lechugas y hojas verdes.
  • Aeroponía: Las raíces están suspendidas en el aire aisladas de luz y se nebulizan con la solución nutritiva en el tiempo programado.
  • Sistema hidropónico de flujo y reflujo: se inundan temporalmente los recipientes de plantación con la solución nutritiva y después es drenada de vuelta al depósito. Necesita de bomba para llevar el agua del depósito a los recipientes de siembra.
  • Sistema por goteo: El agua con nutrientes se bombea desde un depósito hasta la maceta de plantación donde es expulsada por goteo. El exceso de agua vuelve a caer al depósito para su reutilización.
Tipos de huerto ecológico

Cultivo hidropónico casero

Teniendo en cuenta los diferentes métodos de cultivo hidropónico citados anteriormente, todos podemos hacer un cultivo hidropónico casero.

Sólo necesitamos elegir el que más nos guste o se adapte a nuestras necesidades y disponer la instalación.

Así, de manera general, necesitaremos algunas macetas, sustrato neutro, arena lavada, gravilla o perlita y la solución con agua, un depósito para el agua y los nutrientes que queramos aplicar.

Debemos procurar colocar nuestro sistema hidropónico casero en una zona dónde reciba la mayor luz solar posible y vigilar que no se seque en ningún momento.

Dependiendo del sistema que elijamos vamos a necesitar luz eléctrica para bombear el agua o no, así que ten esto en cuenta antes de elegir tu método.

Invernadero hidropónico casero

Hay muchas formas de realizar un invernadero hidropónico casero, pero en general debemos seguir unas pautas que garanticen la prosperidad de nuestros cultivos.

La orientación del invernadero debe ser al norte, esto nos asegurará que obtendremos la mayor luz posible durante el día.
Los materiales que empleemos deberán ser lo más resistentes posible, tanto al calor como al mal tiempo.

Tanto si decidimos utilizar riego manual o automático debemos procurar que el depósito de agua con nutrientes tenga una temperatura óptima para evitar la aparición de enfermedades en el agua. Esto podría arruinar totalmente el cultivo.

Si vamos a utilizar riego automático vamos a necesitar instalación eléctrica en el invernadero, al igual que si decidimos utilizar un sistema hidropónico que necesite bomba para el bombeo del agua con nutrientes.

Los materiales que podemos utilizar son muy diversos aunque uno de los más usados para la hidroponía es el PVC.

▷ Cultivo hidropónico en terraza

Si queremos aprovechar el espacio libre en nuestra terraza, un buen sistema es la construcción de un sistema hidropónico para la obtención de verduras y hortalizas ecológicas.

Lo principal es que nuestra terraza cuente con las horas de luz solar necesarias, a partir de ahí podemos elegir el método que más no guste o que nos convenga.

Un buen sistema de hidroponía para terraza es un huerto hidropónico vertical.

Bastará con tener un depósito de agua con nutrientes y varias macetas con un poco de sustrato. Podemos realizar un sistema de drenaje, de tal manera que el agua de riego que caiga en las macetas vuelva al depósito para su reutilización.

Podemos regar de forma manual, o con riego automático, para el cual necesitaremos también luz eléctrica para mantener la estación de bombeo del agua.

Hay otros sistemas como el de mecha que también son muy aconsejables en un huerto hidropónico en terraza.

▷  Sistema hidropónico vertical

Es uno de los sistemas hidropónicos más empleados en huertos caseros por la sencillez de su instalación.

Este tipo de huerto hidropónico se puede realizar con un par de palets y tuberías de PVC. Deberás colocar las macetas de forma escalonada con una pequeña porción de sustrato en el fondo de cada maceta, de tal forma que la raíz esté siempre en contacto con el sustrato o grava y nunca le falte la solución con los nutrientes.

Esta solución la podemos aplicar de forma manual en forma de riego o de manera automática con un riego automático.

Así, el agua podrá caer drenada desde las macetas más altas hasta las de la parte inferior o podrá bombearse una a una con un riego automático.

▷  Jardín hidropónico

Si queremos hacer un jardín hidropónico necesitaremos una fuente o depósito de agua que se distribuya de manera continua a través de un sistema como tubos de PVC, macetas, etc. Podemos utilizar luz natural o artificial.

También necesitaremos recipientes con nutrientes concentrados, cabezales de riego y canales donde irán los sustratos, las plantas y los conductos para la aplicación del reino con nutrientes.

Las bandejas o tubos donde van las plantas debemos colocarlas donde reciban abundante luz solar, procurando siempre que no se seque el agua. Si nuestro jardín hidropónico es de exterior debemos resguardarlo del viento, frío o lluvias intensas que podrían arruinar el agua con nutrientes empleada.

▷  Cultivo hidropónico Ikea

El cultivo hidropónico se está extendiendo hasta tal punto que Ikea ha decidido lanzar un kit de cultivo hidrópico casero, así podrás iniciarte en la hidroponía de forma sencilla.

El kit básico KRYDDA/VÄXER incluye todo lo que necesitas para empezar a cultivar tus hierbas y verduras en casa: pastillas, semillero, juego de macetas, fertilizante, piedras pómez y un soporte.

Este kit de cultivo hidropónico de Ikea viene hasta con iluminación de cultivo por si no dispones de luz natural.

Sólo tienes que poner las semillas que quieras cultivar en el semillero VÄXER y ponerlo junto a una ventana, al cabo de unas semanas podrás ver los primeros brotes. En este punto podrás trasplantarlo y ver crecer tu cultivo hidropónico.

▷  Kits de cultivo hidropónico

No sólo Ikea se ha animado a lanzar un kit de cultivo hidropónico, en internet puedes conseguir infinidad de kits de hidroponía.

Se pueden conseguir de forma online en tiendas Growshop o en tiendas como Amazon.

Incluso hay viveros que ya los distribuyen.

Estos kits vienen con todo lo necesario para cultivar, desde el semillero a la instalación posterior para su crecimiento.
Puedes comprarlo todo junto o hacerlo tu de manera sencilla.

Necesitarás grava o piedra pómez, algún sustrato neutro, macetas, fertilizante, agua y si lo quieres automatizado, alguna bomba para que el agua esté en movimiento.

¿Cómo hacer un cultivo hidropónico paso a paso?

La hidroponía es una técnica para cultivar sin usar tierra. Con el uso de esta tecnología, las raíces absorben una solución equilibrada de nutrientes disueltos en agua, que junto con la luz solar o artificial son requisitos suficientes para que las plantas se desarrollen adecuadamente.

Si queremos hacer un cultivo hidropónico paso a paso, necesitaremos un sustrato inerte como la perlita, la grava, fibra de coco, etc. En segundo lugar debemos hacernos con un sustento para poder montar la base.

Para esto nos puede valer unos palets, una estructura metalizada o una mesa de madera o plástico. También vamos a necesitar las macetas o recipientes dónde van a ir las plantas, nos sirve cualquier recipiente con sistema de drenaje y algo como cinta americana, tornillos o bridas.

El abono o fertilizante que usemos tiene que ser indicado para sistema hidropónico e irá disuelto en el agua.

Por último el sistema de riego, que podrá ser manual o automático. Si lo elegimos automático, también necesitaremos una bomba de agua sumergible o de superficie para que el agua pueda ser bombeada y regar todas las macetas. Aquí también tendremos que utilizar cánulas o goma por las que irá el agua del riego.

El sistema hidropónico se puede hacer vertical o en horizontal, en ambos casos se puede utilizar riego manual o automático.
Todo el sistema se puede utilizar para semilleros como para el crecimiento de plantas ya desarrolladas.

Crear un huerto ecológico paso a paso

¿Cómo elegir el sistema hidropónico adecuado?

Esto depende mucho de para que lo quieras y dónde lo quieras instalar. No es lo mismo un pequeño sistema hidropónico para aromáticas en la ventana de tu casa que un huerto hidropónico de exterior o en invernadero.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta son las dimensiones de la instalación que queremos. También si cuento con luz natural o voy a necesitar luz artificial.

Otro punto importante es el riego, puedo regar de forma manual si el huerto hidropónico es pequeño, pero si tengo un sistema hidropónico muy grande necesitaré instalar riego automático, entonces debo contar con instalación eléctrica.

Como en todo es cuestión de ir probando y descartando lo que no te guste.

¿Qué nutrientes necesita un cultivo hidropónico?

Las plantas necesitan nitrógeno, oxígeno, hidrógeno y carbono. Estos 4 elementos representan más de 90% del peso de una planta y son indispensables en cualquier cultivo.

En un cultivo hidropónico además se necesitan macronutrientes como el fósforo, nitrógeno y potasio y micronutrientes como el calcio, boro, hierro, cobre, magnesio, molibdeno, azufre, manganeso y zinc.

En el cultivo hidropónico al eliminar la tierra estamos eliminando nutrientes, minerales y agua, por lo que debemos procurar fertilizar el agua con la que reguemos nuestro cultivo hidropónico correctamente.

Existen soluciones nutritivas en el mercado con todo lo necesario para la hidroponía. En formato químico y también en formato orgánico. Es una composición soluble en agua compuesta de sales.

Aunque también podemos hacer nuestras mediciones en casa y hacer las soluciones nosotros, aunque este ya es un tema más complicado.

El sistema de riego en hidroponía

El sistema de riego hidropónico es el sistema de regadío mediante el cual las raíces de las plantas de los cultivos reciben una solución nutritiva disuelta en agua con los elementos químicos necesarios para el su correcto desarrollo.

Las plantas pueden crecer directamente sobre la solución acuosa o en un sustrato o medio inerte regado con este agua.
Dependiendo del método hidropónico que elijamos, el sistema de riego también será diferente, aunque en todos podemos realizarlo de forma manual o con riego automático.

Es lo que más debemos cuidar en este tipo de cultivos, la solución acuosa, ya que también es por dónde nos pueden entrar las enfermedades o plagas. Por eso es importante que el agua esté en movimiento y a una temperatura correcta.

¿Qué cultivar en un cultivo hidropónico?

A través del sistema hidropónico  es posible cultivar diferentes hortalizas, frutas, verduras y aromáticas.

Algunos de los ejemplos más comunes y más utilizados por la industria alimentaria son: fresas, lechugas, tomhttps://www.cultiva2.com/tomate/ate, acelgas, alcachofas, berenjenas, pimientos, coliflores, brócolis, judías, rábanos, zanahorias, calabazas, pepinos, cebollas, coles etc.

En hidroponía se puede cultivar prácticamente de todo. Con este sistema podemos tener nuestro pequeño huerto de aromáticas casero y disponer de hierbas frescas durante todo el año.

Hay cultivos como las fresas, frambuesas, arándanos y zarzamoras que son especialmente productivos con el método hidropónico ya que permite regular muy bien el aporte de nutrientes que llega a las frutas.

De un tiempo aquí también se está utilizando para el cultivo de plantas medicinales e incluso para la producción de marihuana con fines terapéuticos.

¿Qué usar en un huerto ecológico?

Cultivo de Marihuana

El sistema de cultivo hidropónico de marihuana, permite un crecimiento mayor de la planta, pero debemos controlar tres factores: el PH, el oxígeno disuelto en la solución nutritiva y la electro conductividad.

Debemos coordinar el aporte de abono, agua y oxígeno con las necesidades de la planta, así obtendremos un buen rendimiento y cogollos de muy buena calidad.

En los últimos años se han logrado muchos avances en el cultivo hidropónico de marihuana, son muchas las ventajas de esta técnica: reducción del ciclo vegetativo/productivo, aumento significativo de la cosecha, mejor control de la nutrición de la planta, mejor control de enfermedades, mayor control de la genética de la planta.

Casi todas las técnicas de cultivo hidropónico para esta planta requieren del uso de una bomba que haga circular la solución nutritiva. Es un cultivo sensible a los cambios del que hemos de estar muy pendientes.

Cultivo de la lechuga

El cultivo de la lechuga en hidroponía es uno de los más empleados y en los que se obtiene mayor rendimiento. Es un cultivo ideal para este tipo de técnica, en especial la lechuga Trocadero y la Salatrios.

El cultivo hidropónico se realiza mediante el sistema de balsas flotantes sobre mesas inundables. No precisa sustrato, esto permite un mayor control sanitario y un considerable ahorro de costes. Además tendremos disponible mayor superficie de ocupación y mayor productividad.

Es mucho más cómodo a la hora de trabajar por la altura de la mesa y resulta un sistema sencillo de instalar. Este sistema es muy usado por la industria pero es algo que podemos hacer en casa de forma fácil.

Además la lechuga es un buen cultivo para iniciarnos en la hidroponía y poder experimentar con él.

Cultivo del Tomate

En los últimos años la siembra de tomate hidropónico ha crecido debido a el ahorro de costes, el mayor aprovechamiento de los espacios en los invernaderos y el mejor control de plagas y enfermedades.

Es un sistema que permite un ahorro en agua considerable ya que el circuito de solución nutritiva se puede reutilizar y está siempre en continuo movimiento.

El tomate es una planta muy exigente en el consumo de macro y micro nutrientes y suele desertizar mucho los terrenos de cultivo, esto impide que se puedan hacer dos o tres siembras seguidas en el mismo suelo.

Con la hidroponía esto no sucede, basta con añadir al agua todo lo que necesita y listo. La siguiente cosecha podremos volver a plantarla en el mismo sitio.

La desventaja del cultivo del tomate hidropónico estriba en el consumo de energía para mantener la temperatura de los invernaderos en las épocas de frío y el costo de la primera inversión.

Para probar en casa no es un cultivo que recomiende para iniciados. Es un cultivo difícil y necesita de mucho control de los nutrientes. Mejor prueba con otros como las lechugas o fresas y cuando lo tengas controlado prueba con el tomate.

Cultivo de fresas

El cultivo hidropónico de fresas casi se ha visto obligado a utilizar este sistema debido a la alta contaminación de pesticidas que estaba dejando en las plantaciones en tierra. En la hidroponía esto se ha reducido por suerte.

Uno de los más utilizados para este cultivo es el sistema hidropónico de película nutritiva (NFT), permite reciclar la solución nutritiva y aprovechar mucho mejor los espacios. Es una producción económica ya que se puede hacer con tubos de PVC, esta forma de plantación está dando excelentes resultados.

Es una de los cultivos que podemos realizar en casa de forma sencilla.

Bastará con unos tubos de PVC, un sustrato inerte y agua nutritiva circulante que esté siempre en contacto con la raíz de las fresas. Además las fresas no necesitan de luz solar durante todo el día, por tanto es excelente para pequeños huertos hidropónicos en la terraza o balcones.

Cultivos ideales para hidroponía

La hidroponía ha facilitado mucho las cosas en las plantaciones industriales.

Pero también es un buen método para utilizarlo en casa para nuestros cultivos. Son muchas y variadas ls plantas que podemos cultivar con este sistema como las lechugas, acelgas, coles, patatas, calabaza o calabacín, tomate, pimiento o ajís, cebollas, espinacas, rábanos.

También es muy utilizado para frutos rojos como las fresas, arándanos, frambuesas o zarzamoras. Y se está empezando a usar para el cultivo de aromáticas y plantas medicinales así como para la marihuana.

Mi recomendación es que empieces por un cultivo sencillo como las lechugas, te servirá de prueba para seguir con otros más complicados.

Consejos para un cultivo hidropónico

Es un método sencillo pero no por ello exento de dificultades. Debes poner mucha atención al cuidado del agua con nutrientes, este es uno de los pasos más delicados en este tipo de cultivos.

El agua debe estar siempre en movimiento y con la cantidad de oxígeno necesaria o las plantas morirán. No te olvides de vigilar la temperatura ya que un exceso o defecto de temperatura en el agua puede hacer enfermar tus plantas.

Las cantidades del abono son otro de los temas clave. Al principio es difícil dar con el punto exacto de nutrientes, tendrás que ir examinando tu cultivo y ver como responde a las diferentes cantidades. Si tus plantas se ponen amarillas puede ser un exceso o defecto de abono.

El agua se puede reutilizar, por esto debes tener cuidado en renovar los nutrientes si se van acabando que, al estar disuelto en agua, no se ve a simple vista, así que tendrás que usar medidores para saber el abono disponible en la solución.

Si tienes un sistema de riego automático controla que no tengas fallos con el suministro de energía. Un despiste de unos días sin luz para bombear el agua puede estropear toda la plantación ya que el agua quedaría estancada.

A la hora de elegir el método, fíjate en las opciones que te indicamos más arriba y escoge el que más se adapte a tus necesidades y posibilidades. Son todos buenos, sólo tienes que aprender a controlarlos.

Y por último, asegúrate que tus plantas reciban la cantidad de luz necesaria. No servirá de nada instalar un sistema hidropónico perfecto con todas las variables controladas si luego no tienes luz solar.

Si no dispones de ella probé a tus plantas de luz artificial.

Los mejores consejos para tu huerto ecológico