Plantar berenjenas espectaculares

La berenjena o Solanum melongenaes de la familia de las solanáceas.

Se parece mucho al tomate en cuanto a características y necesidades, de echo, son de la misma familia. Cultivar berenjenas es relativamente fácil siempre que tengamos calor, sol y podamos regarla convenientemente.

Vamos a presentaros paso a paso la manera de hacer un cultivo de berenjena eficiente.

Cómo plantar berenjenas

El semillero de la berenjena:

Ya desde que pongamos las semilla de la berenjena debemos procurar aportarle bastante abono ya que la planta de berenjena es muy exigente en nutrientes.

Para esto, a la hora hacer el semillero, debemos mezclar la tierra con compost o humus de lombriz para que ya tenga los nutrientes necesarios cuando la planta germine. También debemos asegurarnos de mantenerlo siempre humedecido.

Cuando trasplantar la berenjena:

A la hora de trasplantar la plántula de berenjena hay que procurar que el suelo esté previamente trabajado, bien abonado y que tenga profundidad ya que las berenjenas tienen un sistema radicular amplio y necesitan de estos suelos profundos para desarrollarse bien.

El PH ideal es de 6 a 7,5 y las principales necesidades son de nitrógeno.
Trasplantaremos la berenjena cuando la plantita tenga por lo menos 3 o 4 hojas verdaderas.

El riego de la berenjena:

Las necesidades de agua son altas, sobre todo en época de floración. La berenjena está compuesta principalmente de agua por lo que debemos procurar que siempre esté bien regada. Lo ideal para este tipo de cultivos es el riego por goteo, así nos aseguramos que no le falte nunca sin llegar a encharcar la planta.

Mantenimiento de la planta de berenjena

La poda de la berenjena:

A medida que la planta de berenjena vaya creciendo debemos ir podándole las ramas que tenga por debajo de la primera ramificación.

También es conveniente quitarle los chupones de las axilas de las ramas principales, los podemos dejar, pero tendremos berenjenas más pequeñitas.

Por otro lado, si queremos, también se puede quitar alguna rama que salga del tallo principal, pero ojo, sin pasarnos. Las pequeñas podas son muy necesarias para mantener la planta aireada y que el sol entre bien en ella y les dé a todos los frutos.

Plagas y enfermedades:

Como buena prima del tomate, le afectan mucho los hongos como el mildiu o el oidio y para esto debemos estar pendientes y prevenir antes de curar aplicando tratamientos fungicidas preventivos.

Otras plagas que le pueden afectar son el pulgón, la mosca blanca, trips, escarabajo de la patata, oruga y araña roja.

El tutorado de la planta de berenjena:

Si la berenjena está en invernadero, en principio no haría falta poner un tutor, ya que dentro del invernadero no hay viento o lluvia que pueda tumbar la planta.

Pero si la tenemos en exterior es recomendable ponerle un tutor para que no se caiga con el peso de los frutos o las condiciones atmosféricas.

La cosecha de berenjenas:

La berenjena estará en su punto óptimo de recolección cuando el fruto esté grande y podamos presionar un poco con el dedo y se hunda ligeramente volviendo a recuperar la forma de manera inmediata.

Si, por el contrario, presionamos y no recupera su forma ya estaría demasiado madura.

Y si no se hunde aún está verde.
Para cosecharla nos ayudaremos de una tijera de poda para no dañar a la planta al intentar arrancar el fruto.

Deja un comentario